AstraZeneca y Oxford ponen en pausa las pruebas de la vacuna por posibles efectos adversos

Un vocero de AstraZeneca, uno de los laboratorios en la carrera por obtener una vacuna contra el covid-19, dijo en un comunicado que el «proceso de revisión estándar de la compañía provocó una pausa en la vacunación para permitir la revisión de los datos de seguridad»

La Nación – Argentina – Foto de Getty Images

Un vocero de AstraZeneca, uno de los laboratorios en la carrera por obtener una vacuna contra el covid-19, dijo en un comunicado que el “proceso de revisión estándar de la compañía provocó una pausa en la vacunación para permitir la revisión de los datos de seguridad”.

No estaba claro de inmediato quién determinó la suspensión, aunque es posible que AstraZeneca lo haya hecho voluntariamente y no haya sido ordenado por ninguna agencia reguladora. La naturaleza de la reacción adversa y cuándo sucedió tampoco se conocieron de inmediato, aunque se espera que el participante se recupere, según una persona familiarizada con el asunto.

AstraZeneca es la compañía que producirá en la Argentina la vacuna elaborada por la Universidad de Oxford para combatir el virus SARS-CoV-2, que será distribuida en toda América Latina, según anunció el presidente Alberto Fernández.

El vocero -según publicó Stat News- describió así la pausa: “Una acción de rutina que debe suceder siempre que haya una enfermedad potencialmente inexplicable, mientras se investiga, asegurando que mantengamos la integridad de los ensayos”.

El vocero también dijo que la compañía está “trabajando para acelerar la revisión del evento único para minimizar cualquier impacto potencial en el cronograma de prueba”.

Una persona familiarizada con el desarrollo dijo que se les había dicho a los investigadores que la prueba se suspendió por “mucha precaución”. Una segunda persona familiarizada con el asunto, que también habló bajo condición de anonimato, dijo que el hallazgo está teniendo un impacto en otros ensayos de vacunas de AstraZeneca en curso, así como en los ensayos clínicos de otros fabricantes de vacunas.

Las pausas clínicas no son infrecuentes y no está claro cuánto tiempo podría durar la de AstraZeneca, según el medio. Pero el progreso de la prueba de la compañía, y los de todas las vacunas contra el Covid-19 en desarrollo, están siendo seguidos de cerca dada la urgente necesidad de nuevas formas de frenar la pandemia. Actualmente hay nueve vacunas candidatas en ensayos de fase 3. AstraZeneca es el primer ensayo de vacuna en fase 3 que se conoce que se ha suspendido.

Los investigadores que llevan a cabo otros ensayos ahora están buscando casos similares de reacciones adversas mirando las bases de datos revisadas por la llamada Junta de Monitoreo de Datos y Seguridad, dijo una de las fuentes.

AstraZeneca comenzó su ensayo de fase 3 en Estados Unidos a finales de agosto. El ensayo se está llevando a cabo en 62 sitios en todo el país, según Clinicaltrials.gov, un registro del gobierno, aunque algunos aún no han comenzado a inscribir participantes. Los ensayos de fase 2/3 se iniciaron previamente en el Reino Unido, Brasil y Suráfrica.

Tampoco quedó claro de inmediato en qué ensayo clínico ocurrió la reacción adversa, aunque una posibilidad clara es el ensayo de fase 2/3 que se está llevando a cabo en el Reino Unido.

Hace poco menos de un mes, Alberto Fernández anunció la producción de una vacuna contra el coronavirus en la Argentina, que las dosis tendrán un costo de entre 3 y 4 dólares y estarán listas en el primer trimestre de 2021.

Según el anuncio, la vacuna experimental que produce el laboratorio británico AstraZeneca, que desarrolla la droga que investiga la Universidad de Oxford, se fabricaría a partir de las próximas semanas y estaría lista en los primeros meses del año próximo. Con esto, el gobierno busca garantizar el acceso rápido y equitativo a la vacuna en el caso de que fuera aprobada.

“Vamos a poder acceder entre 6 y 12 meses antes a la vacuna. Queremos que la Argentina no tenga que esperar y pueda acceder lo más rápido posible. Es un inmenso desafío para la industria nacional”, dijo en el anuncio el presidente, que informó que la Argentina y México estarían a cargo de la producción de la vacuna en América Latina