Padrino López y Maikel Moreno estaban en el plan para derrocar a Maduro el 30 de abril

Miami, octubre 31 (CNN Español) — El líder opositor venezolano Leopoldo López habló con Fernando del Rincón en «Conclusiones» de CNN. El dirigente, quien el fin de semana abandonó la residencia del embajador de España en Caracas y viajó a Madrid, repasa cómo se gestó y por qué fracasó el plan para derrocar al cuestionado presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, el 30 de abril de 2019. López responsabiliza al presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel Moreno, quien en su momento negó las acusaciones y calificó aquella iniciativa como «un golpe de Estado» para «tomar por la fuerza el poder político».

«La propuesta era que en el medio, desde ese momento de esas semanas en donde había una gran efervescencia, había una gran movilización, que se pudiese dar una movilización de los ciudadanos, pero que fuese acompañada por sectores militares (incluyendo a Padrino López) y policiales, y en función de eso nos pusimos a trabajar», dijo. «Pero no era esa la única variable. En paralelo, se venía trabajando en una sentencia que se iba a aprobar el Tribunal Supremo de Justicia. Maikel Moreno, presidente del Tribunal Supremo de Justicia, venía trabajando con nosotros directamente y a través de enviados en una sentencia que, uno, desmantelaba a la Asamblea Nacional Constituyente; dos, desconocía la elección presidencial de mayo del año 2018; y tres, convocaba a unas elecciones presidenciales. Esa sentencia existe. Esa sentencia se redactó y Maikel Moreno se había comprometido a que esa sentencia se iba a publicar el mismo 30 de abril, a las diez once de la mañana. Allí tú me preguntas qué pasó. Lo que ocurrió es que Moreno no cumplió».

«El elemento de la sentencia del Tribunal Supremo que iba a acompañar la manifestación popular con acompañamiento militar y policial no ocurrió y evidentemente la propuesta que nosotros estamos haciendo, pues no pudo materializar el objetivo que estábamos buscando, que era tener no solamente una manifestación popular, sino una crisis militar, policial, institucional, que culminara con un nivel máximo de presión y que le tocaran la puerta a Nicolás Maduro para que ya definitivamente abandonara el poder».

Leopoldo López habla sobre la represión

López cuenta por qué decidió abandonar Venezuela después de tantos años evitando esa salida. López asegura que la dictadura mermó tanto su capacidad de operar que siente que puede hacer más estando afuera.

«Las circunstancias en Venezuela se han recrudecido mucho la represión a todo nuestro entorno, a todo el que hace política, todo el que sueñan y trabaja por una hora. Un cambio político ha recrudecido mucho. El nivel de represión que hay en Venezuela no tiene comparación con ningún episodio que nosotros hayamos vivido y es mucho más cruel de episodios de dictaduras también crueles del siglo XX de América Latina, como la chilena, como la argentina», dijo Leopoldo López en Conclusiones.

Los sentimientos encontrados

El líder opositor le confesó a Fernando del Rincón que, desde su exilio en Madrid, se siente con sentimientos encontrados. López asegura que nunca quiso dejar Venezuela y por eso se llevó con él un puñado de tierra de su país.

«Yo tenía seis años sin ver a mi padre. Casi tres años sin ver a mi madre. Casi dos años sin ver a mis hijos. Y por supuesto que estar con mi familia me hace estar muy feliz y muy contento y muy fortalecido de alma, espíritu de ánimo. Pero también te confieso que me siento triste de haber tenido que dejar a Venezuela. Yo siempre dije que no quería irme de Venezuela», dijo.

En su primera rueda de prensa desde Madrid, España, López aseguró que no quería salir de su país: «Los venezolanos que estamos en el exilio le decimos a Venezuela y al mundo: ‘We will come back’, vamos a regresar para liberarla». López agregó que no podía dar detalles de su salida de Venezuela. No lo hago para proteger la integridad de las personas que me ayudaron».

Leopoldo López fue condenado a casi 14 años de prisión en 2015 y que desde 2017 cumplía prisión domiciliaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *