Régimen detuvo a mujer que llevaba comida a Leopoldo López en la residencia del embajador de España en Caracas

  • Tras la fuga de López los cuerpos represivos continuaron vigilando la sede diplomática y este sábado secuestraron a Nubia Campos, denunció «Voluntad Popular» Foto: Referencial

Sábado 24 de octubre de 2020

(Reuters) – El partido Voluntad Popular denunció en la red social Twitter que agentes de inteligencia detuvieron a Nubia Campos, «quien le llevaba la comida a Leopoldo López durante su estadía en la Embajada de España en Caracas».

El opositor venezolano, Leopoldo López, abandonó la residencia del embajador de España en Caracas, donde se mantenía en calidad de huésped desde el año pasado, tras escapar de su detención domiciliaria, dijeron el sábado su partido y el Ministerio del Exterior español.

«Hoy 24 de octubre (…) Leopoldo López sale de la Embajada de España en Venezuela a territorio internacional para impulsar nuevas acciones en la lucha por la libertad de Venezuela», señaló el partido opositor Voluntad Popular en un comunicado.

La salida de «es fruto de una decisión voluntaria y personal», agregó la cancillería española en su cuenta de Twitter.

El partido no dio detalles de cómo fue la salida de López de la residencia diplomática que, como otras en Caracas, tiene agentes policiales venezolanos apostados en su exterior.

«Venezolanos, esta decisión no ha sido sencilla, pero tengan la seguridad de que cuentan con este servidor para dar la lucha desde cualquier espacio», escribió López en un tweet en horas de la noche. «En los próximos días ampliaremos en detalle las acciones que nos proponemos realizar a favor de la libertad», agregó sin dar precisiones sobre su paradero exacto.

Una fuente dijo que la llegada a España del opositor, que habría pasado por Colombia, es «inminente».

El dirigente, uno de los fundadores de Voluntad Popular, recibió en junio 2017 el beneficio del arresto domiciliario después de permanecer más de tres años en una cárcel militar acusado de instigar protestas antigubernamentales.

López, un economista educado en Estados Unidos de 49 años, purgaba una condena de casi 14 años por haber sido la cara más visible de la ola de protestas callejeras contra el presidente Nicolás Maduro en el 2014, cuando se entregó.