Representantes de Maduro en Brasil deberán regularizarse como inmigrantes

  • El juez Luís Roberto Barroso negó la petición de los funcionarios chavistas de permanecer en su condición de diplomáticos en el país hasta que termine la pandemia
EFE / Vía EL NACIONAL

Fotoleyenda: Imagen referencial de archivo de la embajada de Venezuela en Brasilia, publicada por El Nacional.

Jueves 8 de abril de 2021

Un juez de la Corte Suprema brasileña determinó este miércoles que los representantes de Maduro en Brasil deberán regularizar su estatus migratorio para continuar en el país.

Los diplomáticos deberán registrarse como inmigrantes porque el gobierno de Jair Bolsonaro ya no los reconoce como representantes de Venezuela.

La decisión la tomó el magistrado Luís Roberto Barroso, quien negó una petición para prorrogar, hasta el término de la pandemia del coronavirus, la estadía de los funcionarios.

Los representantes de Maduro, desde septiembre de 2020, no son considerados por Brasil como miembros oficiales venezolanos.

“Los 16 funcionarios de la Embajada venezolana y sus familiares, si desean permanecer en Brasil, deben regularizar su situación como inmigrantes. Deben seguir las reglas del propio proceso administrativo”, explicó el alto tribunal en un comunicado.

En mayo del año pasado, Barroso suspendió de forma cautelar una orden del gobierno de Bolsonaro que obligaba a salir de Brasil a esos diplomáticos que representan a Maduro.

Entonces, el juez argumentó que esa determinación del Ejecutivo no atendía a razones humanitarias mínimas, en función de la pandemia del coronavirus.

Además aseguró que violaba algunos principios recogidos en tratados y convenciones internacionales.

Sin embargo, Barroso subrayó que la situación cambió, pues ahora se trata de un caso sobre la regularización de la estancia en Brasil de ciudadanos extranjeros que ya no ostentan la condición de diplomáticos acreditados.

En este contexto, recordó que es competencia del presidente de Brasil la decisión político-administrativa mediante la cual dejaron de considerarse funcionarios acreditados ante el gobierno brasileño.

Y subrayó que no verificó ningún acto ilícito o abusivo por parte del presidente de la República que pudiera poner en peligro la libertad de circulación de los diplomáticos.

Ultimátum

Este fallo llega poco después de que el gobierno de Bolsonaro diera un nuevo ultimátum a ese grupo de diplomáticos en el que se les instó a regularizar su situación migratoria.

La otra opción es abandonar Brasil, que actualmente vive la peor fase de la pandemia de Covid-19, con récords sucesivos de contagios y muertes.

El gobierno de Bolsonaro, uno de los más fuertes críticos de Maduro, reconoce como presidente legítimo e interino de Venezuela al líder de la oposición Juan Guaidó.

El mandatario ultraderechista también reconoció a la venezolana María Teresa Belandria como legítima embajadora del país en Brasil.

Sin embargo, aún con esas tensiones no se han suspendido las relaciones diplomáticas.

Brasil es desde hace unos tres años el destino de decenas de miles de venezolanos que escapan de la crisis económica, política y social del país.

Compartir