Valencianos reclaman justicia ante el asesinato de la doctora Nardy Mora

Familiares, vecinos y colegas manifestaron frente al Palacio de Justicia de Valencia, harán una vigilia en el barrio El Consejo y mañana protestarán en Santa Rosa

REDACCIÓN CENTRAL

Fotoleyenda: Imagen de la manifestación este lunes frente al Palacio de Justicia. Foto: Captura de pantalla de video de Jacinto Oliveros (@jacin44).

Lunes 29 de agosto de 2022

Familiares, vecinos y colegas de la doctora Nardy Mora manifestaron este lunes frente al Palacio de Justicia de Valencia para reclamar justicia ante su asesinato.

El homicida convicto y confeso, identificado como Yonnatan Yoel Figueroa Goitía, quien era el vigilante de la Unidad Educativa Rafael Guerra Méndez de Santa Rosa, está en poder del Cicpc, pero no ha sido presentado en tribunales.

Los manifestantes reclaman que se haga justicia frente a este hecho atroz, cometido por un individuo con prontuario policial, que estuvo preso por la violación de una adolescente, pero salió en libertad sin pagar su condena al recibir un inexplicable beneficio procesal, supuestamente porque tiene «padrinos».

La colectividad valenciana y el gremio médico están atentos para que el asesino sea castigado con todo el peso de la ley.

Anunciaron para este lunes por la noche una vigilia para orar por el alma de la doctora Nardy Carolina Mora Rumbo, de 46 años, y exigir celeridad y rigor ante este crimen atroz, en el cual el criminal violó, mató y desmembró a su víctima, e intentó ocultar los restos enterrando partes en el liceo Guerra Méndez y arrojando otras al río Cabriales.

La vigilia se realizará en el barrio El Consejo de Valencia, dónde vivía la profesional de la medicina.

Y este martes se congregarán en el puente Santa Rosa para volver a reclamar justicia pronta y severa.

La doctora Mora trabajaba en la fundación «Dejando Sonrisas» desde hace tres años y medio, aparte de sus labores profesionales.

Desde esta organización ayudaba a niños, adolescentes y adultos mayores en estado de vulnerabilidad, por lo cual era sumamente estimada entre sus pacientes, vecinos y colegas.

Quienes le conocieron, y muchos miembros de la colectividad, están indignados y desconfían de la «justicia oficial» que ya había liberado a Yonnatan Figueroa aunque había sido condenado por violar a una menor.

Fuentes periodísticas revelaron que este individuo fue chofer de un diputado y que éste habría influído para que saliera en libertad y consiguiera un cargo como vigilante de un centro de enseñanza donde hay niñas, niños y adolescentes, a pesar de su prontuario.

El asesino convicto y confeso hacía de las suyas con total impunidad en el liceo, dónde incluso tenía un criadero de cerdos para su beneficio personal, según informantes.

Compartir